Mantención Vehicular|Talleres

¿Qué consecuencias tiene no realizar un adecuado mantenimiento al vehículo?

La Revisión técnica de vehículos es un trámite esencial que todos los automóviles deben pasar/aprobar, con el fin de confirmar si pueden circular sin provocar un accidente en la carretera y poner en riesgo la vida de los demás usuarios.

Para lograr esto, es sumamente necesario que cada usuario de automóvil tome conciencia de lo importante que es acudir a un taller en el que lleven a cabo una revisión a todos los elementos esenciales para lograr hacer más expedita la revisión técnica y no se convierta en un dolor de cabeza.

Los neumáticos, sistemas de iluminación o emisiones contaminantes son uno de los puntos que se revisan al momento de realizar la revisión técnica, logrando así poder decidir si el resultado favorable, desfavorable o negativo, según los índices a evaluar.

En el caso de que el resultado sea favorable, el técnico facilita una identificación/resultados en la cual se indica que el automóvil esta apto para la conducción y en conformidad con las normativas.

Sin embargo, no es este el caso de muchos, en su mayoría los resultados suelen ser desfavorables, el dueño del automóvil tiene que acudir con su vehículo hasta un taller para solucionar los respectivos problemas, a lo cual se le da un plazo para poder llevar a cabo esta acción.

Cabe recordar que solo se les da permiso a los dueños del automóvil para llevarlos desde la revisión técnica al taller y viceversa para una nueva inspección. De ser usado para otra finalidad podrías obtener una multa.

En el extremo caso de que el resultado sea negativo desde el comienzo por haber encontrado fallas muy graves que comprometen la seguridad tanto del conducto como de los usuarios de automóviles o peatones a su alrededor, así como un impacto en el medio ambiente, el vehículo es inmovilizado y una grúa lo recoge para llevarlo al centro de reparación. Con un plazo para poder reparar los defectos.

Las casusas mas comunes en las revisiones técnicas suelen ser desfavorables, por la acumulación de faltas graves en alumbrado, señalización, neumáticos, elementos del eje y suspensión, emisiones contaminantes y frenos

Uno de cada cinco vehículos es rechazado por no reunir las condiciones mínimas de seguridad o por emitir a la atmósfera emisiones contaminantes y nocivas superiores a lo permitido por ley.

Similar Posts

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *